Nuestra Señora del Carmen

Hoy es, todavía, 16 de julio, fiesta de Nuestra Señora del Carmen, tal vez una de las devociones más extendidas del mundo hispánico. Asociada, desde luego a la Orden del Carmen, de varones como de mujeres, especialmente a su reforma descalza, fundada por la célebre Santa Teresa de Ávila, la devoción a la Virgen del Carmen está también vinculada a la historia de su escapulario, auxilio de las Ánimas del Purgatorio según las visiones de San Simón Stock. Mas esta breve entrada no es tanto para hablar de sus indulgencias, de sus cofradías o de sus religiosos y religiosas, sino simplemente para recordar un poco cómo se le ha celebrado.

Fiesta veraniega, realizada a veces por la tarde-noche para evitar el calor del estío, no deja por ello de estar asociada a una lucida procesión, con música solemne, gran concurso y alegría. Ayudaban sin duda algunos de los ornamentos que sacaban las cofradías que la organizaban: a finales del siglo XVIII, la del Carmen de Guadalajara abría su procesión con ocho gigantes y dos enanos, la de Oaxaca llevaba música, pero además cohetes y fuegos artificiales, pagando además el “refresco” de la festividad.

Y para ejemplo de estas festividades, en principio un breve testimonio de la instalación de la primera cofradía del Escapulario del Carmen en la Ciudad de México en 1691, que tuvo lugar, es cierto, en 19 de marzo y no en 16 de julio, pero llevando más o menos el mismo ceremonial. Y más abajo, un video de tres procesiones sevillanas de Nuestra Señora del Carmen de este año y de 2009, todo ello para dar cuenta de los fastos de esta festividad.

AGI, México, 2651
“Dr. D. Francisco de Aguiar y Seijas, arzobispo de México, del Consejo de S.M., etc. mi señor: En la mejor forma que de derecho puedo y debo certifico y doy testimonio de verdad como hoy lunes diez y nueve de marzo de este año de la fecha, día del Gloriosísimo Patriarca San José, serían las cuatro horas de la tarde, poco más o menos, estando en la iglesia de San Sebastián de religiosos carmelitas descalzos de esta dicha ciudad, en presencia y con asistencia del excelentísimo señor conde de Galve, virrey de esta Nueva España, y del corregidor, justicia y regimiento de esta dicha ciudad, y del M.R. Padre Provincial de esta provincia de San Alberto y del R.P. Padre Prior y comunidad religiosa de este dicho convento, y del rector, diputados, mayordomo y secretario de la cofradía del Santo Escapulario de Nuestra Señora la Virgen María del convento y de muy numeroso concurso eclesiástico y seculares, hombres y mujeres que se hallaron presentes, subí al púlpito y en forma que en tales casos se acostumbra y en altas e inteligibles voces les leí y publiqué el despacho de las fojas antes de ésta, como en él se contiene y manda por el dicho señor ilustrísimo, y luego sucesivamente el R.P. Fray Francisco de Santa María, prior de la nueva fundación de San Joaquín del pueblo de Tacuba de dicha sagrada religión, predicó un sermón de las excelencias del Santo Escapulario, privilegios, gracias e indulgencias de su santa cofradía y acabado se hizo una muy devota y lucida procesión, en que se sacó la imagen de Nuestra Señora del Carmen por la puerta principal, y dando vuelta por dentro del convento, entró por la puerta del costado, a que asistió su excelencia, ciudad, religión, cofradía y demás concurso referido, cantando la letanía de Nuestra Señora con música solemne y varios instrumentos de regocijo y alegría, y llegada a la capilla mayor se dio fin a este solemnísimo acto cantando la Salve Regina con grande júbilo, alegría y devoción de todos los presentes. Y para que conste di el presente en México, dicho día diez y nueve de marzo de mil seiscientos y noventa y un años, siendo testigos el capitán D. Domingo de la Rea, caballero del orden de Santiago, Cosme de Mendieta, y el contador D. Alejo de Apilladis y Torres, vecinos de México, y en fe de ello lo firmé, José Rubio, secretario.”


Salidas procesionales de la Virgen del Carmen… por davidclopez

Comentarios: