Memento mei Deus

Habiendo pasado la fiesta de muertos hace unos pocos días, aquí una breve entrada dedicada a la música de la liturgia de la ocasión. En concreto, presento aquí una versión de un responso muy recurrente tanto en el oficio como en las festividades de difuntos, el Memento mei . El responso se compone sólo de cuatro versículos, dos tomados del libro de Job, capítulo 7, y dos del Salmo 129 de la Vulgata, el De profundis, concluyendo con un Kyrie eleison (Señor, ten piedad) El Manual de los Santos Sacramentos del padre Sáenz de la Peña, impreso por mandato del obispo Palafox, como hemos citado en alguna otra ocasión, incluía este responso para la cuarta estación de la procesión general de difuntos del 2 de noviembre. El mismo manual lo incluía también, separándose en ello del Ritual Romano para respetar la costumbre de la Nueva España y los manuales Toledano y Mexicano, como primer responso a cantarse cuando el sacerdote llegaba a la casa de un difunto. Otros manuales, siguiendo el Ritual Romano, lo incluían en cambio después de una de las lecturas del oficio y para el momento en que se realizaba la aspersión del agua bendita sobre el cuerpo del difunto. La versión que presento aquí es de Hernando Franco, maestro de capilla de la Catedral de México en el siglo XVI, interpretada por el Coro de la Catedral Metropolitana.


Memento mei Deus por davidclopez

Comentarios: