Homenaje al Dr. Juan Ortiz Escamilla

4-REDESEn estos días, una de las instituciones de investigación más importantes entre  las universidades de provincia mexicanas está celebrando sus 40 años: el Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales de la Universidad Veracruzana. Con ese motivo, los animadores de las bitácoras Ayer y hoy de la Iglesia Católica en México, Clioscopia, Facetas históricas y Un historiador y sus viajes, hemos querido rendir un modestísimo homenaje a través de nuestros respectivos espacios virtuales a uno de sus más destacados investigadores y actual director, el Dr. Juan Ortiz Escamilla.

cuencaTepalcatepecDVD1Michoacano de origen, estudió la licenciatura en Historia en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, titulándose en 1983 con la tesis El desarrollo económico-social del Centro Ejidal Felipe Carrillo Puerto (La Ruana), 1952-1980. En dicho texto se muestra ya uno de sus intereses fundamentales de nuestro homenajeado, y que lo hace sin duda especialmente original en el contexto de nuestra historiografía mexicanista: la investigación histórica, en colaboración con las otras ciencias sociales, debe servir al desarrollo de los pueblos y no quedarse meramente en publicaciones académicas. Esa idea fundamental se ha reflejado sobre todo en los varios proyectos multidisciplinarios que ha coordinado a lo largo de su carrera, orientados a la preservación y aprovechamiento de los diversos aspectos del patrimonio regional.

En primer lugar, ya elocuente desde su título, El factor histórico como generador del desarrollo municipal bajo un enfoque multidisciplinario. Paso de Ovejas, Ver. (1999-2001); inmediatamente después, el magno proyecto Sustentabilidad Patrimonial en la Cuenca del río Tepalcatepec (2002-2006), que dirigió al lado de los doctores Esteban Barragán y Alejandro Toledo. La conmemoración del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución –que en el Estado de Veracruz fue especialmente fructífera bajo la coordinación del doctor Enrique Florescano–, fue la oportunidad para presentar el proyecto de investigación Atlas del patrimonio natural, histórico y cultural del Estado de Veracruz en 2007-2008. En fin, ha coordinado también el proyecto Los cuatro elementos en la región Orizaba-Córdoba-Zongolica. El rostro de la globalización (2008-2010) y es ahora corresponsable del titulado Los huracanes en la Historia de México. Memoria y catálogo (2011-2012). Sobre este aspecto de su labor de investigación, abunda nuestro colega Paulo César López Romero en el artículo de hoy de su blog Un historiador y sus viajes.

Sin embargo, el doctor Ortiz Escamilla es además un prestigioso especialista de la historia de la Guerra de Independencia de México. Fue éste un tema al que dedicó ya su tesis de octorado, que cursó en el Centro de Estudios Históricos de El Colegio de México (1985-1988) bajo la dirección de la Dra. Josefina Zoraida Vázquez, y que se tituló El ejercicio del poder durante la guerra de independencia en México, 1810-1823. Este aspecto de su trayectoria, sin duda, es el que le ha hecho merecer los mayores reconocimientos: su libro Guerra y gobierno. Los pueblos y la independencia de México (1997), obtuvo el premio Silvio Zavala del Instituto Panamericano de Geografía e Historia dependiente de la OEA. Asimismo, su artículo “La ciudad amenazada, el controlsocial y la autocrítica del poder. La ciudad de México durante la guerra civil de 1810”, publicado en la revista Relaciones de El Colegio de Michoacán, fue premiado como “Mejor artículo del año 2000 sobre el siglo XIX” por el Comité Mexicano de Ciencias Históricas. Y en fin, su más reciente libro, El teatro de la guerra. Veracruz, 1750-1825(2008), mereció el premio Francisco Javier Clavijero 2009 del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

teatroSería difícil dar cuenta de manera exhaustiva de los aportes que en esta materia ha realizado el doctor Ortiz. Sus textos, abordan lo mismo la historia de la organización militar, dando noticia de los levantamientos y acantonamientos de tropas, de los avances en las técnicas de defensa, de los planes militares tanto insurgentes como contrainsurgentes. Dejamos a nuestro colega del blog Clioscopia, Éder Gallegos detallar un poco más al respecto en su entrada de hoy. Asimismo, nuestro autor ha abordado la historia política, la de los pueblos novohispanos y sus estrategias en la guerra, no menos que la historia de la política militar y la historia social de los militares, más allá incluso de la guerra independentista y hasta la Revolución. Personajes como Félix María Calleja, Gordiano Guzmán, o más modernamente, Francisco J. Múgica y Lázaro Cárdenas, han sido motivo de algunos de sus trabajos, como nos cuenta Luis Ignacio Sánchez Rojas en su blog Facetas históricas. En fin, la historia de la insurgencia llevó al doctor Ortiz a tratar el tema de la participación del clero en ella, como nos detalla David Carbajal López en este artículo de Ayer y hoy de la Iglesia Católica en México.

Pero además de aportar sus ya invaluables trabajos individuales, el doctor Ortiz se ha destacado por su participación en proyectos colectivos a propósito de todos estos temas. Ha formado parte de iniciativas tan importantes como los congresos internacionales “Fuerzas Militares en Iberoamérica” y “Los procesos de independencia en América Española”, los seminarios internacionales “¡Viva la Pepa! Ayuntamientos liberales gaditanos en México, 1812-1826” y, en el marco de la conmemoración del Bicentenario, el seminario “Revisión histórica de la guerra de independencia en Veracruz”. De todos ellos han resultado varias obras colectivas, artículos en revistas especializadas y otras publicaciones, varias convertidas ahora en prácticamente indispensables.

libros coronasEn fin, no podemos dejar de lado la importante labor docente del doctor Ortiz. Ha impartido cursos de maestría y doctorado en las universidades Jaume I (España), en el Instituto Mora y en la Universidad Veracruzana, y cursos de licenciatura en esta última y en la Universidad Iberoamericana. Pero además, ha sido director o tutor de poco más de una decena de tesis de licenciatura y posgrado, estimulando siempre y mostrándose harto generoso en su tiempo y en sus conocimientos con sus estudiantes, iniciándonos en las reglas del oficio con una mano tan firme cuanto certera en la búsqueda de nuevas fuentes y nuevas perspectivas de investigación. Sirva pues esta sencilla semblanza para reiterar por último nuestra gratitud sincera y mayor reconocimiento a nuestro maestro en común, el Dr. Juan Ortiz Escamilla.

Comentarios: