Dos lecturas para iniciar un diálogo

El amable lector que haya seguido el antiguo blog “Ayer y hoy de la Iglesia Católica en México” y ahora este sitio “Apuntes de Historia del Catolicismo”, habrá podido notar que su principal novedad es el espacio titulado “Traducciones”. En efecto, en esta nueva etapa me gustaría orientar este espacio para nuevos fines, uno de ellos, que los estudiosos de la historia religiosa, en particular los jóvenes, puedan acceder a textos de historiadores franceses. La elección de los autores, de las obras y de los capítulos concretos es muy personal, no menos que la propia traducción. Esto es, sin duda puede cuestionarse, y de manera pertinente, los motivos para emprender este ejercicio, las obras concretas elegidas y calidad de esta presentación.

El lector atento, sin embargo, habrá descubierto ya que se trata de obras que han sido reseñadas o citadas en los artículos del antiguo blog, y que en general, el autor de estas líneas llevaba tiempo insistiendo en que le parecía necesaria una mayor comunicación de la historiografía mexicana con la francesa. No es que no se traduzcan las obras clásicas de algunos grandes autores (Le Goff, Duby, Delumeau), pero es que justamente nos parece aquí que la traducción se ha detenido sólo en los grandes nombres de la historiografía, que siendo fundamentales no agotan la riqueza de perspectivas ni las posibilidades de comparación con México. Hemos comenzado con dos autores que justamente, hasta donde sabemos, no han sido traducidos en nuestro país, que abordan en estos textos el estudio de las obras de arte religioso (Frédéric Cousinié) y la historia de los edificios religiosos (Philippe Boutry), de maneras que, hasta donde hemos podido averiguar, no existen tampoco en la historiografía mexicanista.

Es cierto, la traducción ha sido hecha por un simple aficionado, que no tienen ningún diploma oficial en la materia, y han sido corregidos en español por un recién egresado de licenciatura. Y sin embargo, con las carencias que sin duda ojos más expertos podrán identificar, y que agradeceré siempre sean señaladas, como creemos que  esta empresa es necesaria y que además en el formato elegido siempre será perfectible, nos hemos lanzado a ella de manera directa, esperando las críticas que traiga consigo. Esperamos que, a pesar de esas carencias, al menos lector verá con curiosidad, e incluso encontrará sugerentes, el estudio de las prácticas devotas relacionadas con la imagen en el texto de Cousinié, “Vers une lecture spirituelle de l’image”, y los múltiples debates en torno a la elección de estilos y obras en las iglesias del siglo XIX que analiza el profesor Boutry en “Les mutations du paysage paroissial”. El libro al que pertenece este último texto lo hemos tratado más ampliamente en una reseña de 2011 que puede consultarse ahora en este sitio.  Ambos capítulos, en archivos pdf, descargables desde el sitio de Dropbox, se encuentran en la página Traducciones.

Comentarios: