Archivo por meses: octubre 2017

La romanización de la Iglesia Mexicana

Desde hace tiempo me he venido preguntando cuáles son los términos, las categorías para decirlo mejor, más adecuadas para referirnos a la historia de la Iglesia mexicana de los siglos XVIII y XIX, en particular para esas figuras que ejercen su liderazgo por antonomasia, los obispos. Casi sobra decirlo, si hiciéramos una historia estrictamente confesional, eso se soluciona relativamente con el catálogo de las virtudes cardinales y teologales. Al contrario, si se hace desde perspectivas anticlericales más o menos radicales, basta la acumulación de términos negativos.  En fin, si nos limitamos a una narración meramente formista, preocupada sólo por presentar el detalle de unos acontecimientos sin tratar de integrarlos en ningún otro conjunto, podríamos ahorrarnos el asunto. Mas para decir algo más preciso, sobre ellos y sus proyectos, sobre sus relaciones con el poder, sobre sus actividades pastorales, al menos para esa época, la historiografía ha utilizado términos como “regalista”, “ilustrado”, “galicano”, “liberal”, “ultramontano”, etc. Empero, todos ellos requieren una cierta reflexión, que no todos los historiadores emprendemos.

De ahí mi interés por presentar en esta ocasión esta exposición de una historiadora con amplia experiencia en estas materias, la Dra. Marta Eugenia García Ugarte. No es la primera vez que la presentamos en este espacio, es una especialista en el episcopado de los siglos XIX y XX, autora de  obras monumentales como Poder político y religioso. México, siglo XIX, centrada en la figura del arzobispo Pelagio Antonio de Labastida y Dávalos. En esta ponencia presentada en el Centro de Estudios de Historia Religiosa de la Universidad Católica Portuguesa en 2012, la profesora García Ugarte reflexiona sobre la pertinencia del uso del término “romanización” para referirse a la Iglesia mexicana, que la lleva por dos caminos muy concretos: la presencia de un representante de la Santa Sede en México y la de un grupo de poder al interior del alto clero mexicano muy de finales del siglo XIX y de principios del siglo XX, que justo había estudiado en Roma y que giraba alrededor de Antonio Plancarte. Por supuesto, esto no deja de abrir otras preguntas, pues si no es como romanización, cabría acaso preguntarse con que otros términos entonces describir a esas otras generaciones de obispos de mediados del siglo XIX que lucharon entonces contra el liberalismo.

 

Los ritmos de lo sagrado

Nuevamente dedico este espacio a presentar una traducción. Esta vez se trata de un capítulo, el cuarto, de la obra del profesor Alain Cabantous, Entre fêtes et clochers. Profane et sacré dans l’Europe moderne, XVIIe-XVIIIe siécle, titulado “Los ritmos de lo sagrado“. Tres grandes temas organizan este texto: la sacralización del tiempo del tiempo en general, sobre todo a través de las campanas; los debates en torno al día sagrado por excelencia, el domingo; y la cuestión del tiempo casi imposible de sacralizar: la noche.

Tres temas apenas si presentes en la historiografía mexicanista, que por ello, estimo, tiene mucho que aprender de la lectura de este capítulo y de esta obra en general. Desde luego, no pretendo decir que sus conclusiones son aplicables de manera general, pero sí que vale la pena pensar históricamente estos tres objetos de estudio y no únicamente considerarlos como algo que pertenece de manera natural a lo religioso. Casi sobra decir que además se trata de cuestiones en las que constantemente las autoridades religiosas, católicas y protestantes, se encontraban o desencontraban con las autoridades políticas, no menos que con las prácticas heredadas de la tradición medieval.

Sin más pues, dejo al lector con este texto, que también queda disponible en la página “Traducciones” de este mismo sitio.

Estados Unidos en el imaginario de un sacerdote rural

Una breve entrada para hacer difusión del trabajo que hacemos en el Centro Universitario de los Lagos de la Universidad de Guadalajara. En junio pasado los cuerpos académicos “Cultura y sociedad” (UdG-CULagos) y “Estudios interdisciplinarios sobre la cultura” (UG-Campus León), organizaron un seminario conjunto, titulado “Mitos y representaciones”. En ese marco, participó un colega ya conocido de este espacio, el Dr. Eduardo Camacho Mercado, con la ponencia “Los Estados Unidos en el imaginario de un sacerdote rural. Totatiche Jalisco, 1919-1926”, que aparece insertada a continuación.

Es un trabajo interesante, por varios motivos. Encontramos en él apuntes sobre la historia de la migración, sobre el nacionalismo y el catolicismo social. Pero en particular, nos muestra hasta qué punto, incluso un imaginario católico, que por definición nos parece reticente a los cambios, podía modificarse la opinión sobre nuestro vecino del norte. No anticipo más, esta semana simplemente dejo al amable lector en manos del profesor Camacho, esperando que se congratule de este testimonio del buen estado que goza la investigación en el área de Historia religiosa en nuestra modesta institución de los Altos de Jalisco.